fbpx

 
 
ALC Notícias - Amerindia Continental y la Maestría en Teología en Teología Latinoamericana de la UCA, abren inscripciones on line para el III Congreso Continental de Teología que tendrá lugar, justamente, en la tierra de ‘San Romero de América’, tierra de mártires, en la UCA de San Salvador, entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre de 2018.
 
“Los clamores de los pobres y de la Tierra nos interpelan” es el título del III Congreso, en el que se aborda, como temática principal, los “50 años de la Conferencia de Medellín”.
 
De acuerdo con Socorro Martínez Maqueo, RSCJ, coordinadora de Amerindia, “el objetivo fundamental de este III Congreso es asumir y comprometernos con los clamores de los pobres y de la tierra a la luz del patrimonio teológico-pastoral de la Conferencia Episcopal de Medellín”.
 
Fue el propio papa Francisco quien, durante su viaje apostólico a Colombia –del 6 al 10 de septiembre de este año–, hizo un llamado a “custodiar y hacer fluir la riqueza de tal patrimonio”, en lugar de hacer de él un cómodo recuerdo de aniversario.
 
Lanzamiento de la web del III Congreso
 
Con la apertura de las inscripciones on-line, Amerindia y Maestría en Teología Latinoamericana de la UCA también lanzan la web del Congreso: congreso.amerindiaenlared.org con todas las informaciones sobre el sentido, los objetivos, la programación y la metodología, entre otros detalles.
 
Entre los ponentes principales se encuentran: Francisco Aquino Júnior, Pilar Aquino, Maria Clara Lucchetti Bingemer, Leonardo Boff, Pablo Bonavía, Rodolfo Cardenal, Card. Gregorio Rosa Chávez, Elio Gasda, Gustavo Gutiérrez (por confirmar), Cecilio de Lora, María López Vigil, Roberto Malvezzi, Socorro Martínez, Andreu Oliva, Rogelio Ponseele, Silvia Scatena, Carlos Schickendantz, Jon Sobrino, Elsa Támez y Martha Zechmeister.
 
Además, una pléyade de teólogos y pastoralistas harán parte de los 14 conversatorios que se desarrollarán durante el Congreso. Entre ellos –sin ser los únicos–, Geraldina Céspedes, Mauricio López, Víctor Codina, Juan Hernández Pico, Alejandro Ortiz, Cesar Kuzma, Rosa Ramos, Benjamín Schwab, Afonso Murad, Tania Ávila, Juan Luis Hernández, Manoel Godoy, Susana Nuin, Carlos Eduardo Cardozo, Francisco Bosch, Carmela Gibaja, Mauro Verzeletti, Mons. Reginaldo Andrietta, María José Caram, Moisés Sbardelotto, José Antonio de Almeida, Serena Noccetti y algunos miembros del CEHILA.

 
 
Se invita a los y las estudiantes de teología, teólogos/as jóvenes e investigadores de carrera a aportar sus perspectivas y puntos de vista al 70 aniversario del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en un número especial que saldrá en octubre de 2018 de la revista trimestral del CMI, The Ecumenical Review .
 
El tema general del aniversario es “Caminando juntos, sirviendo a la justicia y la paz”, y The Ecumenical Review ha enviado una invitación para artículos que se centren en un aspecto de la historia o trabajo del CMI, ilustrando su relevancia para el futuro del Consejo y el movimiento ecuménico más amplio en el siglo XXI.
 
“Esta es una oportunidad para marcar los logros de los últimos 70 años en el trabajo por la unidad cristiana y la acción común, y para mirar a los desafíos futuros como una comunidad de iglesias que responden al llamado de Dios a la unidad, la misión, justicia y paz”, dijo el secretario general del CMI, el reverendo Dr. Olav Fykse Tveit.
 
La asamblea de fundación del CMI tuvo lugar en Amsterdam, Países Bajos, en agosto de 1948, y el 70 ° aniversario de The Ecumenical Review también cae en 2018.
 
Los mejores artículos que representen diferentes tradiciones, contextos y perspectivas de la iglesia se publicarán en The Ecumenical Review , y una selección de otros artículos se publicará en línea. La fecha límite para las contribuciones es el 31 de mayo de 2018.
 
Los artículos deben tener entre 5000 y 6000 palabras (incluidas notas al pie y referencias) y deben estar escritos en inglés. Sin embargo, se los juzgará por la calidad de su contribución y no por su dominio del idioma inglés. No deberían haber sido publicados previamente, ni estar bajo consideración para su publicación en otro lugar.
 
Más información y pautas: www.oikoumene.org/articles-wcc70
 
Esta invitación para artículos es parte del programa para conmemorar el 70º aniversario del CMI, con eventos a lo largo de 2018, incluida una celebración en el comité central del CMI del 15 al 21 de junio en Ginebra. El CMI, sus iglesias miembros y socios están planeando una variedad de eventos para avanzar en la Peregrinación de Justicia y Paz del CMI, y al mismo tiempo honrar y aprender de estos 70 años de esfuerzo ecuménico.
 
Fuente: CMI
Traducción: Claudia Florentin para ALC

 
 
 
La Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos-FUMEC ALC invita a participar del Día Mundial de Oración por los y las Estudiantes que celebra la federación desde 1898 por grupos de jóvenes y estudiantes de movimientos, comunidades e iglesias.  A continuación encontrarán la guía 2018 con el lema “Aceptando el Desafío: Porque otro mundo es posible” Economía, Ecologia y Ecumenismo.
 
Día Mundial de Oración por los Estudiantes:
 
Cada año individuos, iglesias y comunidades alrededor del mundo se unen para elevar oraciones por los estudiantes en el domingo de los estudiantes, también conocido como el Día de oración por los estudiantes (UPDS, por sus siglas en inglés). El domingo de los estudiantes es coordinado por la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos (FUMEC) y has sido celebrado desde 1989, convirtiéndolo en uno de los días ecuménicos de oración más antiguos.
 
Este día sirve como uno de los signos tangibles de nuestra vida en común y de la conexión entre estudiantes y antiguos miembros de la FUMEC en todo el mundo. Invitamos a todos nuestros miembros y amigos a unirse en oración por el mundo, la iglesia, los estudiantes y la FUMEC misma alrededor del tercer domingo de febrero. Ustedes pueden también elegir una fecha alterna que sea más conveniente para su comunidad.
 
Liturgia completa: Español DMOE FINAL

 
 
Como parte de los planes del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) para este año, un grupo de 40 dirigentes de iglesia de alto nivel que forman parte de su Grupo de referencia de la Peregrinación de paz y justicia se reunirán en Bogotá del 2-14 de febrero, para tener un contacto más cercano con la sociedad colombiana y el contexto actual, así como para reflexionar sobre la manera en que las Iglesias pueden involucrarse de manera más efectiva en la promoción de la justicia y la paz.
 
La peregrinación de justicia y paz es una iniciativa de las iglesias del CMI para «caminar juntos en aras de una búsqueda común, renovando la vocación de la iglesia por medio de la colaboración y la participación en las cuestiones más importantes en materia de justicia y paz, para la sanación de un mundo lleno de conflictos, injusticia y dolor»
 
La delegación que visita el país se reunirá́ con varios grupos de Iglesias, organizaciones no gubernamentales, la Sociedad civil y socios de las Naciones Unidas en Colombia. También tendrá la oportunidad de aprender más sobre el proceso de paz directamente de altos representantes del gobierno.
 
En las visitas territoriales-del 3 al 5 de febrero- serán recibidos por la Iglesia Presbiteriana de Colombia, en el Presbiterio de la Costa y el de Urabá. En todas las visitas se contará con el apoyo de la organización DiPaz.
 
Un grupo viajará este sábado a Valledupar  donde visitará el “Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación” ETCR Simón Trinidad en la vereda Tierra Grata, jurisdicción de La Paz, Cesar, donde están ubicados cerca de 150 ex guerrilleros/as de las Farc.
 
El domingo 4 en la ciudad de Barranquilla tendrán reunión con liderazgo de la Iglesia Presbiteriana de Colombia y por la tarde un conversatorio con representantes de organizaciones de derechos humanos, mujeres, víctimas y de iglesias.
 
En tanto el lunes 5 de febrero se movilizarán a  Cartagena donde se desarrollará un conversatorio organizado por el Padre Rafael Castillo, Vicario de la arquidiócesis de Cartagena.
 
Otro grupo del Peregrinaje saldrá a la comunidades que habitan los territorios de Curvaradó, Pedeguita y Mancilla en ZH.
Allí habrá una caminata de observación para verificar la continuidad de las afecciones ambientales, sociales y espirituales de los pobladores. Conversatorio con lideresas y líderes en el cual se compartirán su diagnóstico de la situación, sus propuestas y lo que considerar de apoyo internacional. Se espera escucha activa de los visitantes e interacción con las comunidades.
 
El tercer grupo viajará al Espacio territorial de capacitación y reincorporación ETCR de Caldono en Cali y Cauca. Luego de un tiempo de intercambio en el espacio territorial, se realizá una visita a iglesias en Caldono, donde habrá un conversatorio con Pastores para conocer la realidad del municipio.

 
 
El Coordinador para América Latina y el Caribe de la Agencia de Misión Mundial de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos (PCUSA), Valdir França,  escribió una carta a las iglesias y organizaciones con las que colaboran en América Latina para expresar su “conmoción y vergüenza por los ataques infundados y tendenciosos del presidente estadounidense Donald Trump contra las comunidades inmigrantes en los Estados Unidos, y por el lenguaje racista y ofensivo que supuestamente usó ayer para describir vuestros países de origen, particularmente, a las naciones centroamericanas, caribeñas y africanas.”
 
Valdir França hizo un breve recuento de las acciones concretas que la Iglesia Presbiteriana (PCUSA) ha realizado en temas de migración en defensa de las poblaciones migrantes y también recordó que la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas estadounidenses, de hecho, son descendientes de migrantes.
 
Valdir França terminó su carta ofreciendo disculpas “por los comentarios ignorantes e hirientes atribuidos a nuestro presidente y a otros funcionarios estadounidenses. Y les invitamos a compartir con nosotros vuestras ideas sobre cómo podemos trabajar en conjunto por mundo más justo y más humano, en el que todas las personas puedan disfrutar de seguridad y vida en plenitud”.

 
 
El Servicio Evangélico de Diaconia (SEDI) alienta la puesta en marcha de emprendimientos productivos asociativos. Así, grupos en Argentina, Paraguay y Uruguay, se organizan motivados por la necesidad de generar ingresos para sus familias, y enfrentan juntos el desafío de poner en marcha un emprendimiento de producción y comercialización de acuerdo a sus deseos, habilidades, conocimientos propios y oportunidades locales. No se trata de iniciativas aisladas de subsistencia, tampoco de entretenimientos o “hobbies”. Se trata de iniciar un proceso de reflexión y acción de largo aliento, que parte de una mirada crítica respecto de las formas de convivencia y las condiciones de producción en que vivimos.
 
Buscamos escribir nuestra definición de economía o de economías, pero nos gustan algunas, como esta de economía social solidaria de José Luis Coraggio: “…es un proyecto de acción colectiva (incluyendo prácticas estratégicas de transformación y cotidianas de reproducción) dirigido a contrarrestar las tendencias socialmente negativas del sistema existente, con la perspectiva —actual o potencial— de construir un sistema económico alternativo que responda al principio ético ya enunciado [la reproducción y desarrollo de la vida]”. (…) “La solidaridad es, sin duda, un valor moral supremo, una disposición a reconocer a los otros y velar por ellos en interés propio. Pero también a cooperar, a sumar recursos y responsabilidades, a proyectar colectivamente” (Del libro Economía Social y Solidaria en movimiento, 2015).
 
Tenemos presente además que sobre esta tierra no somos los únicos caminantes. Por el contrario, tenemos compañeros de ruta, seres vivos con quienes necesitamos convivir, recursos de los que necesitamos imprescindiblemente para vivir, la tierra misma, nuestro hogar. No funciona una vida con dignidad y en abundancia para todos y todas que no considere un equilibrio con la naturaleza.
 
En procura de la realización de necesidades y también deseos de todos y todas, las iniciativas son finalmente opciones, oportunidades a explorar, que dejan aprendizajes que van mucho más allá de la experiencia de la elaboración de un producto, una mercancía comercializable. Se trata de generar un sistema de relaciones sociales y de formas de convivencia con el ambiente justo.
 
Con los espacios y recursos que ponemos a disposición, desde SEDI combatimos la idea de que la economía social y solidaria es la economía de los pobres. Un “premio consuelo” para los que no pueden integrarse al mercado y deben procurar su auto subsistencia. Creemos en un modelo alterativo al hegemónico, al que impone el capitalismo según sus propias necesidades, y según sus patrones. Vamos detrás de la construcción de una buena vida para todos y todas, que incluya condiciones de producción de bienes simbólicos y de consumo que ofrezcan felicidad para las personas, vida digna y sentido.