fbpx

 
El Servicio de Estudios de la Realidad (SER), un grupo cristiano evangélico de estudios y reflexión de Ecuador, emitió un pronunciamiento donde apoyan los reclamos de amplios sectores sociales de ese país que hoy vive una huelga general, así como piden el cese de la violencia.
 
El Documento con reflexión bíblica, se puede leer completo y bajar aquí: PROPUESTA SER - PDF
 
Foto: Carlos Garcia Rawlins/Reuters

 
La Campaña “Como nacido entre nosotros”, de la que ALC Comunicaciones es parte, lanzó en el mes de junio el concurso de arte fotográfica y acción solidaria “Expresión migrante”. A pedido de varios de los seguidores de la campaña, se decidió ampliar el concurso a personas de todas las edades y hasta el 1 de noviembre.
 
– ¡Ya no hay límite de edad!
 
– La fecha de postulación es el 1 de noviembre así que ¡aún hay tiempo de enviar propuestas!
 
Para concursar, deben enviar:
 
– De 1 a 5 fotografías de acciones solidarias a favor de personas migrantes
– Un texto de no más de 500 palabras sobre la historia de la fotografía o una reflexión sobre la migración
– Una idea de proyecto que quisieras desarrollar con personas migrantes
 
Los premios son en efectivo y deben sirven para apoyar algún proyecto solidario hacia personas migrantes. Las 10 mejores fotografías e historias serán parte de una exhibición artística que será presentada durante el Foro Global sobre “Iglesia y Migración”, que se llevará a cabo en mayo 2020. Las personas menores de 35 años tienen, además, la posibilidad de viajar a Bogotá para participar en dicho foro.
 

 
La Asociación Comunicación para la Igualdad lanzó la campaña #VotáFeminista, destinada a generar una ciudadanía electoral consciente en relación a la agenda feminista en las próximas elecciones del 27 de octubre en Argentina. “Preocupades por el avance de los sectores antiderechos en la discusión pública y en la política del país, monitoreamos las candidaturas al Parlamento Nacional (Senado y Cámara Baja) por la ciudad y la provincia de Buenos Aires”, dicen. La investigación ha sido posible gracias al apoyo de la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC).
 
A continuación los resultados:
 
Realizamos el presente informe frente a la preocupación por la creciente avanzada de sectores antiderechos (vinculados a movimientos evangélicos y católicos) en Argentina y en América Latina que está impugnando, y en algunos casos haciendo retroceder, la agenda de género.
 
Ante la inminencia de las próximas elecciones en nuestro país, consideramos clave estar alertas y tener conocimiento sobre cómo se articula la agenda de los movimientos feministas con la visión y propuesta de cada posible representante de nuestra sociedad en el Congreso de la Nación. Es por eso que lanzamos la campaña #VotáFeminista, con el objetivo de que quienes votan conozcan a quiénes elegirán el próximo 27 de octubre.
 
El informe es el resultado de un relevamiento de la posición de les candidates con más probabilidades de acceder a una banca en el Congreso por los distritos de Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires, de acuerdo a una proyección realizada luego de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la República Argentina realizadas el pasado 11 de agosto.
 
Agradecemos a la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC) el apoyo para concretar esta investigación.
 

 
AIPRAL/ALC - La moderadora del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana-Reformada de Cuba (IPRC), pastora Dora Arce Valentín, compartió días pasados una carta que publicamos donde llama a fortalecer los ánimos de la iglesia en Cuba y la población toda. Sobre la misiva y sus motivaciones AIPRAL trae la voz  del pastor Edelberto Valdés Fleites, de la misma iglesia.
 
¿En qué contexto se difunde estas palabras de ánimo a la familia reformada en Cuba?
 
El propósito de la carta pastoral es darnos pistas para enfrentar la situación definida por el Gobierno Cubano como “coyuntural” por la falta de combustible en el país. Esta carencia ha traído una serie de limitaciones y de reacomodo de actividades para sostener de forma adecuada y a un ritmo normal la vida diaria de Cuba. Por otra parte la administración Trump anunció nuevas medidas restrictivas para el acceso de Cuba a divisas, que junto a las sanciones impuestas a Venezuela (proveedor de combustible a Cuba) hace que la situación económica sea muy tensa. Todo esto está repercutiendo en el día a día del pueblo y por supuesto la Iglesia como parte de ese pueblo tienen una tarea importante que es la de sembrar esperanza y dar fuerza teniendo la fe como base.
 
¿Cuál es la situación actual del bloqueo económico hacia Cuba?
 
Desde 1962 —hace 57 años— Estados Unidos mantienen un bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba que, según cifras oficiales del gobierno cubano, ha provocado daños acumulados que ascienden a 933.678 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional. Eso en la práctica significa que Cuba no tiene acceso a ningún material, componente, equipo, aún medicinas que tenga materiales que vengan de los Estados Unidos lo que obliga a buscar alrededor del mundo las posibilidades de llegar a tener lo que se busca. Por otra parte ningún equipo, material, componente que tenga algún material cubano puede venderse en los Estados Unidos
 
En 27 ocasiones, desde 1992, Cuba ha presentado un informe en las Naciones Unidas sobre este asunto y la comunidad internacional en el seno de la Asamblea General ha rechazado mayoritariamente el bloqueo de EEUU contra la isla.
 
La semana pasada la administración Trump emitió un memorando para el secretario del tesoro, donde se extiende en el tiempo la Ley de Comercio con el Enemigo aplicada a Cuba, hasta el 20 de septiembre de 2020. Esto significa que el bloqueo se extiende por un año más. A principios de junio, Washington aprobó nuevas restricciones contra La Habana, prohibiendo los viajes grupales educativos a la isla y cancelando las autorizaciones para barcos de recreo y de pasajeros.
 
El bloqueo nos perjudica también en su carácter extraterritorial: muchos bancos en Europa se les prohíbe transferir dinero a Cuba, lo cual afecta no solo a la población, sino al trabajo de las iglesias.
 
En contraste con la política hostil de las diferentes administraciones de los EUA hacia Cuba, apreciamos el apoyo y acompañamiento de las iglesias, particularmente en los EUA: Consejo Nacional de Iglesias de EUA, Iglesia Presbiteriana de EUA, el Consejo del Área del Caribe y Norteamérica de la Alianza Reformada Mundial, CANACOM, AIPRAL, WARC, CMI, y otras organizaciones y organismos ecuménicos.
 
Siempre me he preguntado por qué Estados Unidos mantienen relaciones formales, normales y fluidas con Vietnam donde perdieron miles de vidas humanas y no con Cuba donde es cierto que perdieron propiedades, entonces ¿ qué vale más una vida o una propiedad? La respuesta es complicada y difícil de entender.
 
¿Qué motivó el desabastecimiento de combustibles y cuáles son las consecuencias para la población cubana?
 
Las consecuencias son múltiples: problemas con la transportación, reacomodo de labores en los centros de trabajo y escolares, afectaciones en las producciones fabriles y de alimentos y por supuesto está el efecto sicológico donde los temores y la ansiedad pueden apoderarse de la gente. Si bien el pueblo cubano ha sabido sobreponerse a situaciones tan o más difíciles que esta, es bueno también querer tener un respiro y poder vivir y trabajar en paz. Todas estas razones motivaron la Carta Pastoral: dar una luz para enfrentar las dificultades y no dejarnos “comer” por los problemas. La Iglesia entonces debe asumir con responsabilidad de dar sabor (ser sal) y alumbrar (ser luz) al pueblo.
 
¿Cuál es el sentimiento de la población cubana en estos días, donde aparece el fantasma del “período especial”?
 
Quiero ante todo aclarar que fue y es para la población cubana el “periodo especial”. Cuando existía el campo socialista, las economías de esos países estaban entrelazadas: unos producían y exportaban algunas cosas y otros lo hacían con otros elementos así todos contribuían y recibían; por supuesto algunos países recibían más de lo que aportaban por sus condiciones económicas: Cuba era uno de esos. Al caer el campo socialista Cuba perdió en un abrir y cerrar de ojos más del 80 % de su comercio. Esto fue funesto: había electricidad solo unas pocas horas al día a tal punto que decíamos que había alumbrones y no apagones, hubo escasez de todo: alimentos, jabón, aceite,¡de todo!
 
Para los que vivimos ese tiempo se ha quedado esa memoria así que cuando se anuncia estas limitaciones actuales enseguida surgió la idea de un segundo período especial. Creo que se ha explicado de parte de varios dirigentes gubernamentales que eso no va a ocurrir y las causas que se dicen es que en estos momentos hay vínculos económicos más diversificados que anteriormente con China, Rusia, la Unión Europea entre otros.
 
No me gustaría que ese fantasma se haga realidad.
 
¿Cómo vive la familia de la IPRC este tiempo? ¿Cuáles son sus acciones?
 
Desde el tiempo del “período especial” en los años 90 nuestras congregaciones comenzaron a desarrollar trabajo diaconal comunitario. En estos momentos todas nuestras congregaciones tienen al menos un trabajo diaconal comunitario que va desde brindar desayunos y almuerzos, talleres de costura, bordado, servicio de agua purificada, talleres de artesanías, pintura, clases de inglés, música, etc. Hemos decidido que las Iglesias sean comunidades de acogida y de ayuda mutua donde cada quien se sienta apoyado y recibido sin cuestionar. Soy pastor de dos congregaciones y en ambas las personas ancianas van a recibir almuerzos pero no solo eso: allí se canta, se baila, se celebran cumpleaños, se lee la Biblia, se ora pero también se dialoga sobre problemas y dificultades. Las personas salen con sus estómagos llenos pero con sus vidas también satisfechas porque junto a la comida se les da dignidad. Así vivimos este tiempo dignificando al ser humano a través del trabajo diaconal transformador, abriendo nuestros templos para acoger y acompañar y sobre todo para compartir la esperanza, la alegría y la confianza en el Señor de la Iglesia que es el Señor de la Historia y Señor de la Vida.
 
¿Cómo se puede incidir desde la familia reformada latinoamericana para revertir esta situación?
 
Lo primero que diría sería orando por nosotros pero como me dijo una vez una maestra de escuela dominical que tuve la palabra ORACIÓN se debe escribir ORACIÓN porque cada oración nos compromete con aquello por lo que oramos. Ser capaces de conocernos y reconocernos como parte de esa familia y compartir con la Iglesia cubana también sus tensiones y alegrías. Y ¿por qué no? Visitarnos si así lo deciden para que conozcan de primera mano quiénes somos, como vivimos y como trabajamos. Creo que ayudaría mucho si como Iglesias nacionales y como organismos regionales hablamos y condenamos el bloqueo y sus consecuencias hacia el pueblo y las Iglesias cubanas, quizás algunas personas piensen que es solo una historia sentimental o propaganda pero el bloqueo es real y dañino.
 
Quiero terminar haciendo esta historia: “En un bosque había un gran fuego, las llamas consumían los árboles y a la entrada de ese bosque estaban un león, una jirafa y un elefante contemplando con horror el panorama. Ninguno de estos tres grandes animales se atrevía a hacer nada. El león como rey de la selva, no quería arriesgar su poder. La jirafa como tenía el cuello largo sabía lo complicado de la situación, ella lo veía todo muy bien. El elefante pensaba en cuidarse a si mismo, era lento y debía cuidar su pellejo ante el peligro. Mientras estos tres grandes animales miraban como el fuego seguía consumiendo el bosque, un pequeño pajarito iba hasta un lago cercano y en su pico traía 2 ó 3 gotas de agua y las arrojaba al fuego. Luego de un rato los tres animales grandes no soportaron más el ir y venir del pajarito y le dijeron: “Oye, ¿qué estás haciendo? El fuego es demasiado para ti, mira nosotros estamos mirando y sabemos que es peligroso. El pajarito detuvo su trabajo por un momento y les respondió: “Yo lo sé pero mientras ustedes miran, yo hago lo que puedo”.
 
Nuestro mundo y nuestro tiempo necesitan de una iglesia que haga lo que pueda no una iglesia de espectadores cómodos sino una iglesia que luche como pueda y con las herramientas que tenga para lograr apagar los fuegos que nos rodean.

 
Por Gloria Ulloa
 
Qué difícil es peregrinar en el camino de la convivencia pacífica. “Caminar juntos al servicio de la justicia y la paz ha sido y sigue siendo un largo camino. Hay momentos en los que es y seguirá siendo un camino agotador, tortuoso y, en ocasiones, peligroso” — Agnes Auboum, Moderadora del Consejo Mundial de Iglesias.
 
Desde hace 5 años el Consejo Mundial de Iglesias ha estado acompañando el proceso que llevó a Colombia a un Acuerdo de Paz. En estos casi tres años después de la firma, ha visitado estamentos gubernamentales responsables de su implementación; ha escuchado informes de la Comisión de Verificación de la ONU, del Instituto Kroc, de la Comisión de la Verdad y de la Justicia Especial para la Paz; ha recorrido los Espacios de Reincorporación viendo las condiciones de vida y escuchando los logros y los dolores que viven excombatientes decididos a mantener la palabra empeñada de no volver a la guerra; ha apoyado a DIPAZ (Dialogo inter eclesial por la Paz) en la veeduría a la implementación del acuerdo y haciendo presencia en espacios de incidencia frente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas; ha seguido los debates legislativos en el congreso y ha conocido de cerca las vivencias del pueblo colombiano que se debate en una dura confrontación entre seguir en la guerra o apostarle al camino superior de la paz.
 
En este momento, es un golpe bajo recibir la noticia del retorno organizado a la guerra de personas que por largo trecho, haciendo parte con su liderazgo en todo el proceso, estuvieron decididas a dejar las armas. Quizá en su desesperanza no encontraron otra salida. Pero es esperanzador que el Partido Farc anuncie que se mantiene en el Acuerdo y que no desmayarán en el cumplimiento de lo acordado.
 
Animamos a las Iglesias a seguir apoyando esa firme decisión, porque es nuestro compromiso trabajar por la justicia y la paz que conduce a la vida. Animamos a Colombia a no rendirse ante los intereses perversos del amor al dinero y los odios que destruyen la esperanza; seguiremos apoyando, en medio de las tormentas, la posibilidad de un país más fraterno y más justo porque seguimos a Cristo, quien por amor estuvo dispuesto a entregar su vida.
 
Como Presidenta del Consejo Mundial de Iglesias para América Latina y el Caribe invito a todas las iglesias y a todas las espiritualidades del mundo a unirse en oración para que no triunfen las fuerzas de la muerte en Colombia. “Porque no podemos dejar de decir las cosas que hemos visto y oído” Hechos 4.20. Persistimos en creer que Dios nos llama a la reconciliación, a sanar las heridas de la guerra y a trabajar para la preservación de la vida.
 
La Rev. Gloria Ulloa es Presidenta del Consejo Mundial de Iglesias para América Latina y el Caribe

Por Miguel Estupiñán
 
Continúa el asesinato de líderes sociales en Colombia. Cientos de defensores de derechos humanos, en gran medida reclamantes de tierra, han muerto en el país después del 26 de septiembre de 2016. Si bien ese día el entonces presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC firmaron un acuerdo orientado a poner fin a un conflicto armado de más de 50 años, la sangre sigue clamando desde la tierra.
 
Múltiples sectores de la sociedad colombiana han manifestado su rechazo a la violencia, incluidos los integrantes de una coalición cristiana por la paz.
 
El 14 de agosto tuvo lugar en la sede bogotana de World Vision una nueva reunión de esta iniciativa ecuménica. Los objetivos de la actividad fueron analizar la coyuntura y definir líneas de acción encaminadas a incidir en el escenario público como parte del movimiento nacional en contra de la reproducción de las dinámicas de guerra.
 
Omar Fernández, laico franciscano, expuso cuatro tendencias que, a su parecer, determinan la situación de Colombia y desafían la búsqueda de la paz. La primera refiere a un nuevo y más complejo momento de la historia del conflicto armado. Persiste la acción de disidencias de las FARC y de otros grupos de origen guerrillero, como el ELN y el EPL, a cuya presencia en el territorio nacional se suma la de agrupaciones paramilitares también vinculadas al negocio del narcotráfico. Este ha cobrado nuevas dimensiones con la irrupción en Colombia de carteles mexicanos de la droga, pero sigue vinculado a economías de enclave que con la agudización del extractivismo atentan en la periferia contra la naturaleza y la calidad de vida de las poblaciones rurales dando pie a altos niveles de conflictividad. Es a escenarios de esta clase a los que se integran en muchos casos migrantes provenientes de Venezuela que en sitios de frontera se encuentran con verdaderas zonas de guerra.
 
Una segunda tendencia descrita por Fernández implica el deterioro de las condiciones de vida de la gran mayoría de los ciudadanos; fenómeno cuyas causas propone buscar en la crisis global del capitalismo y en reformas adelantadas por los últimos gobiernos de Colombia que han supuesto obstáculos para el goce de garantías en materia de seguridad social.
 
La tercera tendencia consiste en un ajuste del modelo del régimen político: el ascenso de la ultraderecha — con equivalencias, entre otros, en el caso brasilero—, que alienta la xenofobia y niega espacio de participación política a sectores sociales históricamente estigmatizados en Colombia.
 
Por último, la cuarta tendencia es la importancia de lo territorial. A partir de lo local se comprueban las formas del despojo, de la expulsión y del control por parte de grupos ilegales, tanto en zonas rurales como urbanas; pero también, las iniciativas de resistencia y construcción cotidiana de paz. Por ejemplo, el norte del departamento del Cauca, territorio ancestral de pueblos indígenas y afrodescendientes acaparado en algunas zonas por propietarios de enormes latifundios y por promotores de minería ilegal, es en la actualidad escenario de un plan de exterminio contra líderes de organizaciones sociales y, a la vez, lugar de iniciativas de no violencia activa adelantadas por parte de estos últimos: verdadero testimonio de alternativas de buen vivir y de rechazo a la guerra.
 
Líneas de acción, no solo discursos
 
La Coalición Cristiana por la Paz se ha propuesto desarrollar tres líneas de acción. La primera, la realización de foros públicos para reflexionar sobre la relación fe y política, religión en el espacio público y el cristianismo como aporte a la transformación social. En vísperas de la Semana por la paz, que cada año desde 1987 se lleva a cabo en Colombia, la articulación ecuménica se plantea involucrar en sus actividades la metodología de diálogos de improbables propuesta por el menonita Jean Paul Lederach, quien afirma que la construcción de paz exige trascender los propios puntos de vista; sumar miradas de futuro para imaginar posibilidades de presente.
 
La Iglesia Luterana acompaña los procesos de tránsito a la vida civil de un grupo de excombatientes de las FARC en Urabá, una región al norte del país, también sometida al recrudecimiento de la violencia política. La segunda línea de acción de la Coalición Cristiana por la Paz involucra visitar uno de los espacios de reintegración en aquella zona, como expresión de solidaridad hacia quienes depusieron las armas. Según lo previsto, la actividad será complementada con la tercera línea de acción: llevar a cabo vigilias de encuentro y de reflexión para estimular la esperanza sobre la posibilidad de la paz.
 
La reunión del pasado 14 de agosto, que terminó con acuerdos sobre acciones en común, había iniciado bajo el signo de un relato bíblico comentado por la pastora Stella Colmenares, de la iglesia Diálogos y Fe: la historia del samaritano cuya prioridad fue la misericordia por encima de discursos y preceptos legales; derrotero que guía los esfuerzos ecuménicos de esta articulación cristiana contra la guerra.
 
  1. Inclusão e gênero: Equipe da ALC Comunicação recebe prêmio na Argentina
  2. Convocan desde la espiritualidad a enfrentar la emergencia climática global
  3. CLAI: apoyo a Iglesias y Agencias para asegurar su próxima Asamblea
  4. Cuba: Consejo de Iglesias reafirma su compromiso de trabajar por la unidad
  5. Nasce a Agência Ecumênica de Comunicação: novos desafios, novas estratégias
  6. Para ver ciertos proyectos, primero es necesario creerlos. Por Leonardo Félix
  7. El CMI respalda los llamamientos a la paz y el diálogo cruciales en Colombia
  8. “Evangélicos y poder en América Latina”: una decena de artículos dan cuenta de la realidad en la región
  9. Unidad: La Comunión Reformada inicia diálogo con Conferencia Menonita
  10. Conselho de Administração da ALC expressa preocupação com situação da Argentina
  11. Personas con discapacidad concluyen su formación como liderazgo
  12. ACT Aliança: “A gravidade do sofrimento dos nossos povos nos impele a levantar nossa voz”
  13. Consulta ACT: Los DDHH y el estado de derecho en la región, ejes de la primera jornada
  14. La controvertida rehabilitación de Ernesto Cardenal
  15. Iniciativa de la WACC responde a creciente migración venezolana hacia Colombia
  16. Red Presbiteriana llama al diálogo ante los conflictos en Colombia y Venezuela
  17. CLAI apoya la iniciativa de diálogo por la situación en Venezuela
  18. Brasil: Curso de verano aborda la situación de migrantes en el mundo
  19. Organizaciones dicen “no a la baja” de la edad de punibilidad
  20. EcoSchool 2018 – É tempo de reconciliação com a Pacha Mama